Seguramente ya estás al tanto de que, tras la implantación del nuevo decreto-ley 8/2019, las empresas deben registrar la jornada de sus trabajadores. Muchos ven en esta medida una vuelta al pasado, y alegan que el nuevo entorno laboral es incompatible con el control de presencia. Sin embargo, esta normativa no es un paso atrás. Más bien es una oportunidad para que las empresas se adapten al nuevo paradigma, y abracen la flexibilidad que los nuevos tiempos demandan.  

La importancia de tener un control de presencia 

Aunque a simple vista pueda parecer más un inconveniente que una ventaja, la realidad es que contar con un sistema de control de presencia reporta beneficios tanto para empresas como para trabajadores. El principal motivo de la nueva norma no es otro que combatir el fraude laboral. Y, en especial, acabar con la alarmante cantidad de horas extra que se realizan cada año en nuestro país (muchas de las cuales no son remuneradas). Concretamente, según la EPA (Encuesta de Población Activa) en 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extraordinarias, y el 48% de ellas no se abonaron. Además, más de un millón de empleados realizaron una jornada superior a la que les correspondería por contrato. 

control de presencia

Por otra parte, el registro de la jornada también es un toque de atención para los trabajadores ya que, a menudo, muchas de estas horas extra se podrían evitar. Si todo el tiempo que los empleados pasan en el trabajo estuvieran realmente en su puesto, en muchos casos desaparecería la necesidad de realizar horas extra. De aquí la importancia de registrar cuál es exactamente el tiempo de trabajo efectivo, descontando pausas y descansos. Y es que, en línea con la opinión de la abogada Lara Vivas, “El registro permitirá que la gente tome conciencia del tiempo que se pierde en el trabajo”, ya sea tomando café, realizando llamadas personales o yendo al gimnasio durante la jornada.  

Ventajas para las empresas

El control de presencia se convierte en algo imprescindible si se quieren llevar a cabo políticas de flexibilidad laboral. A través de los nuevos sistemas de control de presencia podrás conocer cuánto trabajan tus empleados, y ver si están realizando horas extra. Además, resulta especialmente útil en casos de absentismo no justificado (es decir, cuando los empleados fallan al trabajo sin razón aparente, o realizan menos horas de las que deberían). Esto es una buena manera de ver el compromiso de los empleados con la empresa, y detectar si hay algo que está fallando con alguien en particular o en la organización en general.

Por otra parte, conocer las horas que realizan los miembros de nuestro equipo también puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza, sobre todo a la hora de organizar la carga de trabajo. Saber quién está en su puesto en cada momento y quien se encuentra ausente por cualquier motivo (vacaciones, baja, etc.), facilita la distribución de las tareas.

control de presencia

Paralelamente, el control de presencia puede ayudarte a incrementar el salario emocional que ofreces a tus empleados. La conciliación es uno de los factores que más se valoran a la hora de permanecer en un trabajo. Por eso, poder organizar su jornada como mejor les funcione es un beneficio clave para los empleados. Y esto reporta múltiples ventajas para tu empresa, como un aumento de la motivación de los trabajadores o una mayor retención del talento.

Ventajas para los empleados

Tener un buen control de presencia  posibilita que los empleados puedan flexibilizar su jornada y gestionar mejor su tiempo. Además, podrán ver si están realizando horas extra, lo que incrementa la transparencia (y, en definitiva, su motivación y compromiso con la empresa).  

Por otra parte, el registro de la jornada también ayuda al balance entre la vida laboral y la personal. Al conocer las horas en que son más productivos, los empleados pueden organizar su jornada de una manera más eficiente, y tener más tiempo para lo que de verdad importa. De este modo, pueden distribuir las tareas más pesadas durante las horas en que su energía está al máximo. Esto incrementará su productividad y evitará que tengan que realizar horas extra, por lo que contarán con más tiempo para desconectar.  

Asimismo, las políticas flexibles y el hecho de ser dueños de su tiempo es algo esencial para los millennials. Por lo que si el objetivo es atraer y retener talento de esta generación, que en 2025 representará el 75 % de la fuerza laboral, conviene empezar cuanto antes a implementar tecnologías que lo permitan. 

control de presencia

Cómo Woffu te ayuda con el control de presencia 

A través de una única plataforma, Woffu te ayuda a optimizar la gestión del tiempo de tu empresa. Gestiona la presencia, las ausencias y las vacaciones. Gracias a su interfaz de usuario sencilla, los usuarios pueden fichar fácilmente al entrar y al salir del trabajo. Además, puede integrarse con un sistema biométrico (por huella dactilar, biometría facial, etc.), y permite el fichaje mediante tarjeta o por la aplicación del móvil. Así, Woffu se adapta sin problemas a las necesidades y casuísticas de cada empresa y empleado. 

Otra de sus ventajas es la posibilidad de extraer informes con el total de las horas trabajadas, el cálculo automatizado de la jornada efectiva de trabajo o el cómputo de los descansos permitidos. Estos informes están disponibles de manera inmediata, y son accesibles en cualquier momento. De esta manera, Woffu te ayuda también a cumplir con la normativa y evitar las multas por el incumplimiento de la ley en caso de inspección. 

Cuando cuentas con una ayuda así, todo es mucho más sencillo. ¿No te parece? 

Laia Hernando

Escrita por Laia Hernando