Hace apenas unos días te hablábamos sobre la importancia de los datos en el departamento de Recursos Humanos de una empresa. Y lo cierto es que lo hacíamos a sabiendas de que estábamos ante una cuestión capital para muchas organizaciones. Son muchas las que se están planteando cómo aprovechar y sacar partido a la cantidad ingente de datos que tienen sobre la mesa. Y es que la tecnología hoy nos ofrece inmensas posibilidades.

Te contamos que el big data o la gestión de grandes cantidades de datos en las empresas ya está sirviendo a las organizaciones para conocer el índice de satisfacción de los empleados. Para descubrir cuál es el clima laboral en cada uno de los departamentos. O incluso para predecir posibles fugas de talento.

Y aunque se ha cuestionado éticamente la conveniencia de acceder y analizar esta información referida a los empleados, existen muchos campos y acciones que pueden mejorar tras realizar ese examen. Woffu, por ejemplo, ofrece a las empresas la posibilidad de realizar cómodamente el control de presencias, obligatorio desde la entrada en vigor de la ley de control horario. Estos datos, recopilados día tras día, pueden ofrecernos información muy valiosa para detectar, tanto a los empleados que pasan más tiempo en la empresa, como a los que se van antes. Y a obtener rápidamente y sin esfuerzo informes sobre absentismo laboral.

Pero, veamos cómo podemos sacar más partido al big data desde Recursos Humanos.

¿En qué puede ayudarme un experto de big data en Recursos Humanos?

La de experto en big data es una profesión en auge, en gran parte explicado por el incremento en el volumen de datos que son capaces de manejar las empresas. En los últimos años, se calculan incrementos de hasta un 600%. Por eso, son muchas las empresas que ya los están incorporando en departamentos dedicados de manera exclusiva al análisis de la gran cantidad de información que las nuevas tecnologías son capaces de aportar. Estos profesionales se encargan de gestionar todos estos datos (que se registran a muchísimos niveles) para sacar conclusiones que pueden contribuir a la mejora de funcionalidades o a la detección de nuevas necesidades. Y, por tanto, a realizar una estimación por avanzado de productos, servicios o tecnologías que pueden resultar útiles para los clientes y rentables para la empresa.

Pero los que saben mucho sobre big data pueden hacer contribuciones muy valiosas en el departamento de Recursos Humanos. Obteniendo y analizando información muy vinculada a la actividad diaria de la empresa. A través de determinados inputs se puede conocer el estado del equipo humano de una empresa prácticamente en tiempo real. Incluso sin haber tenido infinitas conversaciones con los empleados. O de poner contra las cuerdas a los equipos, a veces al límite si existe algún tipo de conflicto que les afecta.

Hacia la digitalización de los procesos de selección

Un profesional del big data también puede ayudarnos a la compilación y el análisis de datos para el reclutamiento. ¿Qué hay de las pilas y pilas de CV que durante años se han depositado en nuestras mesas? Prescindir del papel tiene sus ventajas y no solo desde el punto de vista medioambiental. Digitalizar los procesos de selección nos ofrece la posibilidad de disponer de una buena reserva de perfiles profesionales interesantes. También de realizar selecciones más rápidas y precisas. Y, lógicamente, de acceder a bases de datos más ricas y heterogéneas.

Pero esto no es todo. Un experto de los datos tiene capacidad para ayudarnos a realizar la evaluación del desempeño. Una tarea obligada en los departamentos de Recursos Humanos, que suele traernos de cabeza durante unos cuantos meses. Contar con un buen software que nos ayude a observar y medir el rendimiento de la plantilla nos servirá para detectar con mayor rapidez cuáles son los puntos fuertes y débiles de las personas que trabajan con nosotros.

¿Son útiles estos datos para contribuir a un mejor clima laboral?

La respuesta es sí. El big data tiene por objetivo gestionar información y sacar conclusiones sobre determinadas cuestiones de relevancia para una empresa. En el caso de los departamentos de Recursos Humanos, los objetivos suelen ser dos, a grandes rasgos. Por un lado, medir el clima laboral de la empresa para mejorarlo. Por el otro, reclutar talento nuevo y fidelizar el que tenemos.

Te hemos contado que a través del big data podemos analizar el rendimiento de la plantilla, pero también de detectar anomalías o conflictos en departamentos o grupos de trabajo. Y si bien ninguna tecnología podrá sustituir nunca las conversaciones y la comunicación tradicional, el análisis de datos (como por ejemplo, el elevado índice de absentismo de un grupo de profesionales en concreto) puede ayudarnos a descubrir conflictos, silenciados o latentes, que de otro modo no habrían salido a la luz. Esa detección, que podríamos llamar precoz, debe servirnos para desentrañar y desenredar cualquier problema, ayudando a mejorar el clima laboral antes de que sea demasiado tarde.

Pero esto no es todo. Las personas que trabajan en nuestra empresa generan todos los días grandes cantidades de datos. Un profesional del big data puede ayudarnos a traducirlos para sacar conclusiones interesantes. Así, además de obtener información sobre el rendimiento de la plantilla, su satisfacción con la empresa o grado de pertenencia, podemos conseguir datos específicos sobre las habilidades y conocimientos de los empleados. Y ofrecerles la posibilidad de seguir formándose y aprendiendo en el seno de la propia empresa.

Casos de éxito: empresas que se han basado en los datos

Hay muchas empresas que llevan años aprovechándose del big data para mejorar procesos, desarrollar productos o servicios y contribuir al buen clima laboral de sus empleados. Algunas, como por ejemplo Amazon, se pusieron solitas en el centro de la polémica por dejar en manos del big data el despido de cientos de empleados, aduciendo «falta de productividad». El gigante de Jeff Bezos mide la productividad de los trabajadores de un modo tan simple, como es contar el número de paquetes que consiguen hacer por hora. Y aunque está visto que el big data puede ofrecernos grandes ventajas, es importante no perder de vista nunca el rumbo y la humanidad.

En el terreno positivo nos encontramos con una empresa española: Telefónica. Desde hace años ha incorporado el big data a su estrategia interna. De este modo y gracias a la inteligencia cognitiva, al machine learning y a nuevas fuentes de información ha conseguido ser más eficiente. Tanto en sus procesos internos como en los del propio negocio.

BBVA también está empleando los datos como parte de su estrategia de captación. El banco tiene en marcha un proyecto llamado Trascendence, a través del cual se forma internamente a científicos, especialistas y analistas para avanzar en la formación de personas que ya forman parte de la empresa. A través de iniciativas como Young Data Professionals se busca reclutar y formar a nuevos talentos especializados en datos. Uno de sus objetivos primordiales es ser capaces de trabajar con big data avanzado en todas las áreas de la organización.

Los informes basados en datos que puede ofrecerte Woffu

Por algún lado se comienza y puede que aún no puedas plantearte ahora mismo la contratación de un experto en big data que pueda ayudarte a sacar mayor partido a los datos que compila. O sugerirte nuevas herramientas para recopilar más información valiosa. De ahí que sea tan importante contar con herramientas como Woffu. Con esta podrás obtener rápidamente informes del tipo de ausencias, el índice de absentismo o los patrones de comportamiento en cada uno de los departamentos.

Esta información, tan valiosa y disponible al instante (en cualquier momento y desde cualquier lugar) puede darnos muchas pistas sobre el clima laboral en nuestra organización, detectando conflictos en los grupos de trabajo antes de que se conviertan en un verdadera bola de nieve.

Dejarse ayudar por Woffu es dar un primer paso muy importante hacia la digitalización. La decisión contribuirá poderosamente a aligerar la carga del departamento de Recursos Humanos, hará más fluido el trabajo de todas y cada una de las personas de la empresa y contribuirá a configurar nuevos horizontes para seguir creciendo y creciendo en la mejor dirección.

Laia Hernando

Escrita por Laia Hernando