A estas alturas, muchos de nosotros ya hemos hecho reflexión y balance sobre el 2020 que dejamos atrás. Con más o menos suerte, hemos llegado a diciembre y toca poner punto y final a un ciclo. Un ciclo de doce meses que nos ha hecho vivir una experiencia inédita, en lo personal y en lo profesional.

Debemos darnos una oportunidad para empezar el año siendo positivos y mejorar en todos aquellos aspectos que opinemos que son mejorables. Los cambios nos ayudarán a retomar el trabajo con ilusión, de modo que es muy importante que hagamos previsiones, pensemos proyectos y ajustemos nuestras políticas de trabajo.

El objetivo debe ser, en cualquier caso, adaptarnos – nosotros y nuestra empresa – a la realidad actual. También poner en marcha todos aquellos proyectos que sirvan a la empresa para progresar. Esto incluye pensar en nuestros equipos de trabajo, hacer ajustes en nuestra manera de trabajar y caminar hacia el horizonte de trabajo líquido, la conciliación y el salario emocional. Hay mucho trabajo que hacer cuando nos ponemos a pensar en políticas de trabajo. ¿Preparados? ¿Listos? ¡Ya!

teletrabajo

2021: bienvenidos a la era del teletrabajo 

Hemos llegado. Nadie podía imaginar que, de repente, los profesionales que estaban teletrabajando se multiplicarían por cinco. Y aunque a estas alturas del año son muchos los que ya han regresado a sus puestos presenciales, el porcentaje de personas que teletrabajan es potencialmente más elevado que antes de marzo. La ley del teletrabajo ha reforzado la posibilidad de que esta modalidad de trabajo a distancia sea plenamente aceptada. Ahora son muchos los que han decidido incorporarla a sus vidas y a sus trabajos, más allá de la pandemia.

Pero para que esto funcione hay que hacer ajustes. Todas las empresas que cuenten con empleados teletrabajando deben tener contempladas qué posiciones pueden trabajar sin problemas a distancia, así como tener redactados los acuerdos que empresa y empleado deben firmar de manera voluntaria antes de tomar la decisión. Estos acuerdos, como sabes, contemplan cuestiones tan importantes como quién asume los gastos o de qué manera se abonan. Cómo debe cumplirse la jornada laboral o de qué manera se garantizará la desconexión digital de los trabajadores.

Horarios de invierno y verano y jornadas intensivas

Te hemos indicado al principio que uno de los horizontes de la empresa debe ser, sin duda alguna, el del trabajo líquido y la conciliación laboral. Esto significa que conviene ser lógicos y claros en cuanto a horarios y a la posibilidad de establecer jornadas intensivas. ¿Todavía no os habéis planteado los horarios de verano? Las empresas que ya lo hacen suelen apostar por este tipo de jornadas porque propician la productividad y el compromiso de los empleados, pero también se apoya la conciliación y una gestión del tiempo más inteligente.

El horario de verano no es una obligación para las empresas ni un derecho para trabajadores, de modo que esta flexibilización debe ser un decisión tomada por la organización con la voluntad de reducir o adaptar la jornada. De este modo, los empleados pueden tener más tiempo por las tardes y aprovechar los días más largos de verano.

Las opciones son múltiples y variadas, de modo que se puede organizar una jornada intensiva, trabajar menos horas en verano para recuperarlas en invierno, reducir los descansos en la hora de la comida o empezar antes la jornada para terminar antes. Estas decisiones deben ajustarse desde el departamento de Recursos Humanos, teniendo en cuenta los volúmenes y cargas de trabajo para la empresa en las distintas épocas del año.

Más políticas de trabajo: las horas extra 

Esta es una cuestión que, lejos de resolverse, ha empeorado en el último año. Las horas extra no pagadas son casi la mitad del total de horas extra que se hacen en España. Estamos hablando de un 48,4%. Incluso más que hace dos años y tras la implementación del sistema obligatorio de control horario. Si has detectado cierto descontrol en este sentido, 2021 puede ser un buen momento para dar solución a esta cuestión.

Las horas extra pueden retribuirse con dinero, pero también con descansos. Sea como sea, lo que hay que hacer para que esta política se ajuste a vuestra realidad de ahora en adelante es comprobar qué dice el convenio colectivo al respecto o, en caso de que no se detalle, acudir al contrato del trabajador. Estas horas extra deben compensarse en los siguientes cuatro meses desde la realización, teniendo en cuenta que si no se ha resuelto la compensación, el trabajador podrá reclamarlas, ya sea como descanso o en dinero abonado.

Resolver esta cuestión es fundamental para ajustarse a la legislación vigente y cumplir con los derechos de los trabajadores. De otro modo, nos arriesgamos a encontrarnos en problemas y a ser objeto de una inspección. Un sistema de control horario como el de Woffu puede ayudarte a llevar un buen control horario, de las presencias y las ausencias, así como a estar en contacto directo con todos los miembros de tu plantilla.

vacaciones

Las vacaciones

Organizar las vacaciones nunca ha sido tarea fácil en el seno de una empresa. Más todavía cuando hay infinidad de equipos y trabajadores, cuando se necesita organizar turnos para no dejar determinadas funciones o servicios desatendidos o cuando pasa todo lo contrario: hay poco personal y todo el mundo quiere disfrutar de las vacaciones al mismo tiempo.

Por norma general, las vacaciones deben disfrutarse dentro del año natural, con el objetivo de garantizar el descanso necesario para los trabajadores. Sin embargo, hay casos en los que las empresas han permitido la acumulación de esos días pendientes, ya sea porque se ha llegado de una baja maternal o laboral o porque han surgido contrariedades que han obligado al empleado a desistir de algunos días de vacaciones.

Sea cual sea el caso, es muy importante que la empresa establezca una política de vacaciones clara, en la que se contemplen todas las excepciones y puedan realizarse comparaciones en las que, lógicamente, algunas personas queden perjudicadas. Además, es vital que uséis una herramienta que os ayude a gestionar las vacaciones de una manera ágil y matemática. Woffu ofrece a las empresas la oportunidad de ajustar turnos y vacaciones desde un único espacio, evitando el intercambio infinito de correos electrónicos y ajustando los cambios al momento, si se producen giros inesperados en los calendarios y la situación personal de los empleados.

Laia Hernando

Escrita por Laia Hernando